ROBERTO GONZÁLEZ LLEGA A SU CARRERA DE CASA

0
25

El piloto mexicano Roberto González junto con sus compañeros dentro del Oreca-Gibson Nº 25 de la escudería CEFC Manor TRS Racing, el ruso Vitaly Petrov y el suizo Simon Trummer, están listos para encarar el inicio de la segunda mitad de la temporada que se marcará con las 6 Horas de la Ciudad de México.

La carrera que se disputará el 2 y 3 de marzo será la primera fecha que se correrá fuera de Europa dentro del calendario 2017 del Campeonato Mundial de Resistencia de la FIA.

Después de cuatro fechas en el Viejo Continente, la tripleta suma 16 puntos, los últimos seis de ellos en las pasadas 6 Horas del Nurburgring.

Esta no será la primera vez para Roberto González en el Autódromo Hermanos Rodríguez en una fecha del FIA WEC. En 2016, durante la primera edición de la competencia, corrió a lado de su compatriota Luis Díaz y del brasileño Bruno Junqueria, aunque con un chasis Gibson, quedando en la quinta posición.

La carrera en el Autódromo Hermanos Rodríguez representa una de las más demandantes del calendario. Primero, por la altitud a la que se encuentra la Ciudad de México y que conllevan una pérdida de potencial del motor. Lo segundo es que la misma altura dificulta el enfriamiento de los frenos provocando una mayor cautela en la puesta a punto.

Las actividades iniciarán el viernes con la única práctica libre de esa jornada dejando para el 3 de septiembre, al medio día, el inicio de la competencia.

Horarios

Viernes 1:

Primera práctica – 17:15 horas

Sábado 2

Segunda práctica – 09:30 horas

Tercera práctica – 13:45 horas

Calificación – 18:20 horas

Domingo 3

Carrera – 12:00 horas

ROBERTO GONZÁLEZ: “La carrera más importante de lo que sigue de la temporada. Estamos muy enfocados en esta carrera porque el sabor que deja correr en casa no te lo deja ninguna carrera. Para el equipo tenemos tres carreras de casa: Inglaterra por ser inglés el equipo, México por mí y China porque nuestro principal patrocinador es chino. Tenemos un fuerte nivel de apoyo para afrontar esta competencia.

“Estamos preparándonos al máximo. En Le Mans tuvimos un alto desempeño, era un coche fácil de manejar, que fácilmente daba los tiempos, que no sufría de desgaste en los neumáticos. Desgraciadamente en el Nurburgring fue lo contrario y peleamos mucho con el auto y esa situación nos dejó frustrados. La buena noticia es que la pista alemana y México no tienen nada que ver así que no creo que suframos de ese desbalance. Espero que lo que pudimos hacer en Le Mans podamos replicarlo en México y, si es así, podemos pelear por los tres primeros”.

“Este año tenemos 100 caballos de fuerza extras en los LMP2 y podremos pasar más fácil a los GT, especialmente a los que tienen turbo. El año pasado era complicado por el tema de la afectación de la altura. En la puesta a punto tenemos que apoyarnos más en la cuestión mecánica que en lo aerodinámica dado que la altitud también afecta la carga aerodinámica”.

Dejar respuesta