Ford celebra el vigésimo quinto aniversario de PROFEPA con acciones verdes

0
16

A través de los años, ha sido compromiso de Ford el convertirse en una compañía que fomente la industria limpia gracias a la implementación de tecnologías que reduzcan el impacto ambiental de sus vehículos y con acciones que ayuden a reducir la huella ambiental de su manufactura y operación. Hoy, con motivo del 25 aniversario de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), Ford reúne algunas de sus mejores prácticas que, a nivel mundial, le han llevado a convertirse en una empresa reconocida por su compromiso ético y ambiental.

Conscientes de que la protección al medio ambiente es un trabajo en equipo, Ford colabora de manera cercana con sus proveedores promoviendo normas que limitan el impacto ambiental de los materiales que adquiere para su manufactura y les requiere certificaciones con estándares internacionales de desempeño ambiental.

También y de la mano con PROFEPA participa en el Programa de Liderazgo Ambiental para la Competitividad y donde un selecto grupo de sus proveedores, identifican acciones a favor de la conservación de energía, así como potenciales reducciones en las emisiones a la atmósfera y en la generación de residuos a través de la identificación e implantación de mejores prácticas de naturaleza ambiental.

En este sentido, y alrededor de uno de los temas principales de cuidado el objetivo principal de Ford de México es la protección del agua, por lo que el recurso potable se utiliza exclusivamente para servicios al personal. Hoy en día todas las plantas cuentan con sistemas de tratamiento de aguas residuales, así como sistemas de distribución de agua tratada para los procesos, entre otras personalizaciones que permiten hacer un uso mucho más eficiente del agua. Prueba de estas acciones es el reconocimiento que la COPARMEX / SEMARNAT entregó a la planta de Motores de Chihuahua I y II por haber obtenido el primer lugar en el Concurso Nacional por un Uso Eficiente del agua en materia de reciclaje.

“Estamos muy orgullosos de los logros que hemos alcanzado. Trabajar de mano de autoridades tan importantes como PROFEPA representa la oportunidad de impulsar más acciones que nos ayuden a reducir la huella ambiental que la industria automotriz representa.” Dijo Luis Lara, Gerente de Responsabilidad Ambiental de Ford de México.

Además, las operaciones de manufactura se encuentran ubicadas en los primeros lugares a nivel corporativo en cuanto a diferentes medibles ambientales se refiere, como es el menor uso de agua por unidad producida, así como también en la emisión de CO2 sin tecnologías térmicas regenerativas.

El uso de tecnologías funcionales ha sido un tema de la agenda que Ford lleva a cabo para mejorar su impacto ambiental. La planta de motores en Chihuahua, por ejemplo, utiliza energía solar para algunos procesos. Esta iniciativa, apoyada por la reforma energética vigente en el país, ha logrado reducir de manera significativa el uso de energía por unidad producida.

Cada detalle cuenta, por lo que Ford de México también se ha posicionado como la compañía líder en el sector automotriz en cuanto a colaboración, elaboración y propuestas se refiere alrededor del tema de compuestos orgánicos volátiles que, por la naturaleza de su manufactura, afectan a la atmósfera.

La automotriz es pionera en la utilización de equipos electrostáticos y pinturas de altos sólidos en las operaciones de pintura. Algunas de sus innovaciones en la planta de Cuautitlán, donde Ford Fiesta es ensamblado, es la instalación del sistema 3 Wet que ayuda a disminuir las emisiones de CO2 gracias a la eliminación de hornos para la aplicación de pintura.

Adicionalmente la compañía se ha posicionado como la primera automotriz en participar de manera voluntaria en el programa GEI (Gases Efecto Invernadero), coordinado por CESPEDES y SEMARNAT entre otros programas de contingencias ambientales.

Otros de los temas que son consecuencia de la operación de una automotriz, se encuentran los residuos. Ford también ejecuta estrategias que apoyan la disminución de los mismos. Desde 2014, Ford implementó el programa ZWTL Zero Waste to Landfill que tiene como misión eliminar la presencia de residuos de las plantas y oficinas corporativas de Ford en rellenos sanitarios.

Alcanzar el objetivo ha motivado a la compañía a buscar alternativas para el reciclado de sus residuos. Por ejemplo, en la planta de Ford en Cuautitlán, el unicel que proviene de los empaques de autopartes es re-utilizado en la industria de la construcción. Por su aparte Hermosillo, donde se ensamblan Fusion y Lincoln MKZ, ha trabajado junto al gobierno para fomentar la técnica de compostaje a través de sus residuos orgánicos.

Además de estas acciones, Ford trabaja en planes adicionales para mejorar la vida de las personas, entregando vehículos que reducen emisiones a través de motores tecnológicamente innovadores como es el caso de Ecoboost, tecnologías alternativas presentes en sus vehículos híbridos, dos de los cuales, son ensamblados en su planta de Hermosillo en México: Fusion y Lincoln MKZ, así mismo desarrolla un agresivo plan de electrificación que puedan integrar sus vehículos, convirtiéndola en la única automotriz que fabrica vehículos híbridos en México. 

Dejar respuesta