Cómputo Cognitivo: El futuro está aquí.

0
73

Watson es el primer sistema de cómputo cognitivo que se provee como servicio a través de una plataforma en la nube que analiza grandes volúmenes de datos estructurados (lenguaje de computadora que se puede extraer de un sistema de búsqueda) y datos no estructurados, los cuales representan aproximadamente 80 por ciento de la información desarrollada al momento en el mundo (audio, video, papel, artículos, post de Twitter, entre otros).

Procesa información más como un humano que como una máquina, ya que entiende el significado de preguntas hechas en lenguaje natural (por ejemplo, la voz), genera hipótesis a partir de evidencia y aprende mientras lo hace. A partir de interacciones continuas, con el tiempo Watson acumula valor y conocimiento de áreas específicas, a diferencia de los sistemas informáticos del pasado, ya que los sistemas cognitivos no son programados sino entrenados.

El proceso de aprendizaje hace que las soluciones cognitivas resuelvan cada vez mejor los retos de cada organización o institución. Por lo mismo, estos sistemas se hacen más valiosos con el tiempo. De esta forma, Watson está revolucionando la relación entre las personas y las máquinas porque la comunicación ocurre en lenguaje natural.

Jesús de la Rosa Ibarra, director ejecutivo de Relaciones Externas en IBM México, donde tiene una carrera de más de 30 años, explicó que el cómputo cognitivo son sistemas de análisis de datos que incorporan inteligencia artificial. Las soluciones cognitivas de IBM se caracterizan por la capacidad de analizar, comprender, emprender y generar “insights” (conocimiento de inteligencia) con todo tipo de datos estructurados y no estructurados. Consiste en entrenar a los sistemas para que hagan procesos parecidos a los que realizan los humanos con el objetivo de poder tomar decisiones.

“El cómputo cognitivo es parecido a ir a la escuela. Cuando uno nace, tiene conocimientos de nada —podría decirse a manera de ejemplo— la mente está en blanco y en la escuela aprendes diferentes cosas y luego a partir de ese conocimiento podemos tomar decisiones. Igual sucede con Watson que necesita ser entrenado, darle una cantidad importante de información para que a través de ese proceso, pueda resolver situaciones que se le presentan.

“El sistema es entrenado, aprende y empieza a resolver problemáticas y en ese proceso, a través de la generación de esas respuestas, comienzan a generar hipótesis sobre distintos aspectos, hipótesis que están basadas en evidencias. Los sistemas cognitivos comienzan a habilitar y soportar la toma de decisiones basadas en hechos que son irrefutables, evidencias específicas que existen y en ese sentido, al comenzar a resolver cuestiones y de alguna manera comienzan a aprender a través de esos procesos”, dijo el líder de la Coalición Mexicana de la Industria de Servicios en México.

El también coordinador general de Ecosistemas y Presidente de la Comisión de Servicios de Valor e Innovación de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (CONCAMIN), explicó que el concepto de cómputo cognitivo es llamado así porque de alguna manera opera como lo hace la mente humana: aprende, entiende, resuelve y genera hipótesis basadas en sus conocimientos y capacidades.

Las computadoras tienen un lenguaje de máquina (programas), pero ahora con el cómputo cognitivo opera con un lenguaje natural a través de la información con la que “se les alimenta”, voz, video, papel, imágenes o hasta en twitts.

De acuerdo con la firma de investigación del Mercado de Tecnologías de InformaciónIDC, en2018, un tercio de las compañías que buscan la transformación digital, incorporarán diseño cognitivo en su plan. En 2015, el Foro Económico

 

Más sobre Watson

Watson es el nombre del sistema de cómputo cognitivo de IBM, en homenaje al fundador de la empresa, Thomas Watson. Su debut fue en el programa de concurso Jeopardy en2011, donde triunfó ante dos campeones (el que más concursos había ganado y el qué más dinero había obtenido). La competencia consistió en que a partir de las respuestas, los participantes tenían que elaborar la pregunta. Watson ganó.

“Fue un reto importante porque había que abatir la posibilidad de cuando yo oigo, yo pienso y yo respondo y esto tenía que ser a través de un sistema basado en la nube que entendiera el lenguaje natural, que procesara esa información y en segundos Watson hizo ese proceso”, recordó el ex vicepresidente del Comité de Movilidad y Tecnologías Emergentes de la Asociación Mexicana de Internet(AMIPCI).

El reto fue todavía mayor cuando el concurso maneja juegos de palabras y el sistema informático de IBM fue capaz de entender contextualmente lo que se le planteó, incluidas las ironías y giros de palabras, operación que es compleja, incluso para los humanos.

 

Watson y las áreas de desarrollo

Actualmente, Watson está colaborando con 100 empresas de 17 industrias en 36 países. En México, es utilizado en el área de salud, finanzas, la banca, periodismo, asistencia legal y call centers. “Se piensa que en un futuro los sistemas cognitivos van a hacer toda la tarea, por ejemplo, de un asistente telefónico en un banco, van a poder contestar el teléfono, entender la pregunta y responder”, dijo el ex presidente de la Industria de Tecnología de Información de la Cámara Nacional de la Industria Electrónica de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CANIETI).

En el ámbito de la salud, el sistema informático fue entrenado por uno de los Centros de Oncología más importantes de Estados Unidos, el Memorial Sloan Kettering (MSK) para procesar, contextualizar, calcular con algoritmos y sugerir diagnósticos con base en evidencia.

Watson para oncología analizó más de 600 mil pruebas médicas, más de 2 millones de páginas de texto, más de 1.5 millones de registros de pacientes y ha asistido a más de 14 mil 700 horas en clínica para capacitarse y seguir aprendiendo. Ofrece recomendaciones en pacientes con cáncer de pulmón, mama, colon y recto, y la especialidad de cáncer gástrico está en desarrollo.

“Watson recibe información del paciente (edad, características, sintomatología, resultados de estudios y análisis) y con los conocimientos que recibió en el entrenamiento, propone un diagnóstico y puede sugerir otros estudios para saber exactamente lo que tiene, y luego propone un diagnóstico con 90a 95por ciento de confiabilidad (…) Sin embargo, aunque el sistema puede aumentar significativamente las capacidades de conocimiento de un médico, nunca va a sustituirlo, porque el criterio médico solo lo tienen los humanos”, aclaró el ex presidente fundador de la Asociación Mexicana de la Industria de Tecnologías de Información.

El cómputo cognitivo amplia las capacidades del ser humano como en su momento lo hizo la aeronáutica para ampliar las capacidades del desplazamiento del ser humano, o los lentes para las capacidades de visión. El cómputo cognitivo está transformando las industrias y las profesiones. Como en su momento lo hizo el descubrimiento del fuego y nació la profesión de cocinero. Los niños que ahora mismo están naciendo, en 20 años estarán estudiando profesiones que aún no existen.

La innovación en IBM

En palabras de Jesús de la Rosa, IBM es una compañía innovadora por excelencia en el mundo. En 23 años seguidos es la que más innovación ha inscrito en la oficina de patentes de Estados Unidos (casi 7 mil). Sus innovaciones no solo se quedan en patentes registradas sino que los descubrimientos terminan en el mercado con un beneficio a la sociedad. IBM, a lo largo de 105 años de existencia, se ha transformado en innumerables ocasiones y ha sido el creador de íconos de progreso como el “código de barras”, la máquina de escribir eléctrica, la PC y el disco flexible, entre otros.

“Hoy en día, lo que ha venido sucediendo son los grandes volúmenes de información, volúmenes que no sirven de nada mientras estén así como están hoy día, tiene que venir la analítica de datos, analizar eso y ver qué es lo que me sirve para el problema que quiero resolver (…) La analítica de datos es una parte fundamental del cómputo cognitivo que toma esas grandes cantidades de datos, los analiza y luego comienza a desarrollar hipótesis basados en la evidencia que existe en toda esa información, esas son las grandes transformación en las eras del cómputo: la Era de Tabulación,(registros), la de Programación (sistemas que se programan)y la actual, la del cómputo cognitivo en donde los sistemas son capaces de aprender y donde el Big Data (Grandes volúmenes de datos) se concibe como el ‘próximo recurso natural’. Son los tres pasos que ha dado la tecnología en un tiempo muy corto”, finalizó el ex coordinador adjunto de Innovación del Foro Consultivo Científico y Tecnológico.

Revista Forum
Anayansin Inzunza

Dejar respuesta