SIAR cierra edición 2018 con récord de visitantes

La Ciudad de México se convirtió en capital del tiempo con la celebración del Salón Internacional Alta Relojería México 2018 (SIAR). Tres días de lanzamientos mundiales, más de 20 ediciones solo para México y récord de visitantes, con más de 4,000 asistentes.

El jueves concluyó la edición número 12 del Salón Internacional Alta Relojería México, el más importante de América Latina, que este año reunió a 42 marcas y más de 20 ediciones de relojes creados solo para México. Este año, además, concluye con récord de visitantes. En total, 4,102 personas y mas de 500 representantes de los medios acudieron a la cita de las horas. Uno de los resultados que confirman la solidez del mercado mexicano, que creció en 2017 un 12% según un estudio de Euromonitor Internacional. Además, 32% de los visitantes fueron mujeres, un sector de la población cada vez más interesado en la relojería de alto calibre.

Como cada año, no faltaron las visitas mediáticas, como la del artista Richard Orlinski, que estuvo en el SIAR de la mano de Hublot, para lanzar una versión solo para el país azteca: Hublot Classic Fusion Aerofusion Chronograph Orlinski. También estuvo Sebastián Errázuriz, creador chileno que colabora con Audemars Piguet y trajo su escultura Second Nature al espacio de la firma de Le Brassus o la visita de Cissé, ex leyenda del Club de Futbol Liverpool y embajador de Corum, que junto al CEO de la firma, Jerôme Biard y otros directivos jugó al futbolito a la vista de los asistentes. El espacio de Corum resaltó por la gran escultura creada por el equipo de Menchaca Studio. César Menchaca presentó la colección especial de la firma suiza solo para México: Corum Golden Bridge Huichol Alacrán y Corum Golden Bridge Huichol Peyote tienen decoración en la esfera con chaquiras. “Estos relojes llevan un trocito del alma de México”, dijo César Menchaca.

Otros lanzamientos estrella en el SIAR fueron las ediciones especiales de TAG Heuer con los modelos Carrera Heuer 01 y Carrera Heuer 02 Tourbillon, dos modelos con referencias a México. También celebraron al país azteca, Chopard, con su pieza única L.U.C Perpetual T Espíritu de la Santa Muerte, o la presentación mundial del ejemplar Ferdinand Berthoud Chronomètre FB 1 Edición Malaspina, que rinde tributo al explorador Alessandro Malaspina, que recorrió México con su expedición en 1792. Franck Muller brindó por los 15 años de su modelo icónico Crazy Hours, con dos modelos solo para los coleccionistas mexicanos. Y Zenith homenajeó a los símbolos del país con tres modelos con un trabajo de grabado en el brazalete, bisel y caja sobre su modelo más vanguardista, el Defy Zero G, con versiones Skull, Virgo y Pirates. Sobre el asfalto, Porsche Design también hizo un reloj especial para celebrar los 30 años del Club Porsche México, el modelo Chronograph 70Y Sportwagen 30 A PCM Edition. Y Hublot convirtió en tradicional el lanzamiento de varias piezas solo para México: Big Bang One Click Calavera Catrina King Gold o el Techframe Ferrari Tourbillon Chronograph Edición Especial México.

Además celebramos el regreso de dos marcas muy queridas por el público: IWC y Jaeger-LeCoultre, y el debut de Singer Reimagined como marca en el SIAR. Jean-Claude Biver, el gran mago del marketing relojero, reapareció por primera vez en México después de un año de convalecencia. Biver dejará la presidencia de la división relojera de LVMH, con Hublot, Zenith y TAG Heuer, en noviembre, y pasará a ser presidente no ejecutivo. En la inauguración de Museum in Motion, en el SIAR, Biver aseguró. “Me siento muy agradecido de estar en SIAR, de que sea nuestro amigo y un gran impulsor de la relojería en México”. Biver seguirá rockeando en la industria, aseguró él mismo. Otro de los grandes de la industria fue Olivier Audemars, como representante de la única firma relojera en manos de una misma familia desde su fundación, tuvo la oportunidad de departir en varias comidas privadas con coleccionistas y empresarios, sobre las claves del éxito del fenómeno Audemars Piguet.

G-Shock también celebró 35 años de su reloj de culto. Una exposición mostró el recorrido de este reloj icónico con millones de adeptos en el mundo. Carlos Alonso, director general y fundador del SIAR, no dejó pasar la oportunidad de reflexionar respecto a la nueva etapa que las ferias y salones de relojería están viviendo en el mundo durante la inauguración. “Se cumple un ciclo, y ahora que salones como Baselworld y SIHH replantean su modelo para seguir siendo útiles como promotores del sector, queremos recordar que desde su primera edición, el SIAR se ha caracterizado por juntar ingredientes que a la postre han resultado exitosos: recibir a clientes finales, integrar a los medios, atraer a los retailers, promover la cultura relojera… en fin, hemos creado una gran familia que permite que la alta relojería en México camine con éxito”. Y continuó: “Estamos seguros que para seguir reuniendo a miles de entusiastas cada otoño en la fiesta de las horas debemos sumar fuerzas por encima de intereses particulares, sobre todo ahora que la relojería vuelve a tener crecimiento, también en México”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*