ACUERDOS DEL TLCAN PONEN EN DESVENTAJA Y LIMITAN AL TRANSPORTE DE CARGA

• Teamsters marcan la pauta en las negociaciones en materia transporte; se oponen de manera permanente al ingreso de camiones mexicanos a EU.

• Trato inequitativo y restricciones, acusan transportistas nacionales.

Cancún, Quintana Roo.- De nueva cuenta el sindicato de los Teamsters, deciden el futuro de la participación del autotransporte mexicano en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

La Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (CANACAR) lamenta que, bajo la presión de los Teamsters, el gobierno norteamericano decida continuar con las restricciones en el ingreso de camiones mexicanos a su territorio, al formalizar su incumplimiento de que Estados Unidos se reserva el derecho de cancelar, de manera unilateral, los permisos otorgados a transportistas mexicanos para realizar servicios de largo recorrido dentro de su territorio.

CANACAR señala que con esta postura los teamsters siempre se han opuesto al ingreso de camiones mexicanos, y ahora resulta inexplicable que el gobierno de EU lo tome como posición oficial y el gobierno mexicano termine aceptándolo. Es con presiones políticas como nuevamente los Teamsters definen los criterios de la negociación en materia de autotransporte de carga en la renegociación del TLCAN.

No estamos a favor de que en las disposiciones el TLCAN no haya reciprocidad entre socios comerciales, en el momento que EU decide reservarse el derecho de cancelar los permisos de largo recorrido de camiones de carga que ya ha entregado y no dar más.

El organismo transportista señala un trato discriminatorio de parte del gobierno de EU, ya que es una medida que sólo aplica para los transportistas mexicanos y no aplica para los transportistas canadienses. Y lo que es peor, México no aplicó una medida similar para los transportistas de EU.

Los transportistas agremiados a CANACAR sostienen que también se limita al transporte de carga mexicano a la posibilidad de participar y crecer en un mercado al que México, como socio comercial, tiene derecho, perjudicando a las micro, pequeñas y medianas empresas y colocándolas en una situación de desventaja al no tener acceso al país vecino del norte.

No podemos entrar a EU, lo que va en contra del libre comercio que limita el crecimiento de un sector. Estamos en contra de acuerdos que vulneran de nueva cuenta a nuestro sector, como sucedió con el caso de la mensajería y paquetería en 1995.

La organización empresarial señala que, entre otros temas puestos en la mesa de la renegociación, siempre hubo la exigencia del cabal cumplimiento de lo que se pactó en el TLCAN original, además del planteamiento al gobierno de México de no ceder más de lo que se ha cedido en materia de transporte al gobierno norteamericano.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*