Dejar de tomar café con leche fuera de casa podría significar casi $50,000 pesos más en tu bolsillo en 5 años

  • Según estimaciones de Tiendeo, evitar comer fuera del menú diario de casa permitiría ahorrar $23,100 pesos al año, y la cuota del gimnasio, más de $6,800 pesos al año
  • Estos son algunos de los conocidos “gastos hormiga” o enemigos del ahorro: pequeños gastos diarios a los que no se les presta atención

Septiembre 2018. ¿Un café con leche para llevar? ¿Un menú en un restaurante antes que prepararse la comida en casa? ¿Pagar la cuota del gimnasio sin pisarlo? Los “gastos hormiga” son los caprichos diarios o grandes enemigos del ahorro, pequeñas cantidades que en total se convierten en cifras considerables. Tiendeo.mx, app y web líder en catálogos de productos y ofertas online, fomenta la conciencia del ahorro y muestra cómo con muy poco se puede ganar mucho.

En Septiembre, después de que todo se comienza a normalizar por la vuelta de las vacaciones de verano y adaptarse de nuevo a la rutina diaria puede alimentar también estos gastos. Tiendeo.mx ha calculado cuánto se puede ahorrar del café para llevar, de la comida en restaurantes y del gimnasio si el ahorro está dentro de los propósitos del año.

¡Un café de $47,400 pesos, por favor!

¿Sabías que la costumbre cotidiana de comprarse un café con leche para llevar permitiría ahorrar más de $9,400 pesos al año y más de $47,400 pesos en cinco años?

Los cálculos de Tiendeo.mx incluyen otro gran clásico para los que les gana la flojera en la cocina y prefieren los menús de restaurante. Si la excepción no es puntual sino diaria, se puede dejar de ahorrar hasta $23,100 pesos al año o $116,000 pesos en cinco años. ¿Apuntarse al gimnasio? Otro “ritual” bien conocido que, si cae en el desuso, puede arañar los ahorros impidiendo cifras tales como $6,800 pesos al año o más de $34,200 pesos en cinco años.

El poder del ahorro: ¿un café con leche diario fuera de casa o una moto? ¿Un menú de restaurante de lunes a viernes o dar la vuelta al mundo?

En ocasiones, el ahorro puede parecer algo imposible de lograr. Sin embargo, con una correcta planificación de las compras y controlando pequeños caprichos a menudo innecesarios, la perspectiva puede cambiar notablemente.

Desapuntarse del gimnasio si no se utiliza o prepararse el café en casa para no comprarlo fuera permitiría ahorrar lo suficiente para poder comprarse una moto en cinco años. ¿Cambiarías tu menú de restaurante por un coche, abrir tu pequeño negocio o dar la vuelta al mundo? En cinco años, podría ser viable.

 

Nunca es tarde para comenzar a ver al futuro y empezar a ahorrar

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*