Estados firman Pacto Nacional de Autoridades por la Movilidad

0
46

Pioneros de 11 estados de la República Mexicana, a través de sus secretarías y autoridades de movilidad y transporte firmaron el “Pacto Nacional de Autoridades por la Movilidad”, como resultado del trabajo detonado a partir del Primer Encuentro Nacional de Autoridades de Transporte realizado el pasado 25 de enero del presente año.

A través de este pacto se establece crear la Asociación Nacional de Autoridades de Movilidad (ANAM).

 

Los estados de Chihuahua, Ciudad de México, Coahuila, Colima, Durango, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Veracruz, a través de sus secretarías estatales de movilidad; las direcciones de movilidad municipales de León y  Los Cabos, y el World Resources Institute (WRI) México -como impulsor y secretario técnico del pacto-, buscamos que con esta suscripción, se establezca un proceso que logre influir en el cambio y en la construcción de un modelo de movilidad que, en un primer momento mejore el transporte público de las ciudades con una visión sustentable, resiliente y que fortalezca la calidad del servicio para las personas.

 

Cabe resaltar que este pacto es resultado del Primer Encuentro de Autoridades de Movilidad que, ante el contexto de la liberación de los precios de los combustibles, puso en evidencia que los impactos negativos en los servicios de transporte agudizaban problemáticas ya establecidas en la movilidad de las ciudades. Se identificó la debilidad de los diferentes estados en la forma en que se está gestionando el transporte público, la deficiencia en la calidad del servicio, la carencia de optimización de los recursos, la necesidad de la modernización del parque vehicular, la ampliación de la cobertura y la falta de integración de los diferentes servicios de movilidad.

 

Ante este escenario, los estados a través de sus representantes estatales y municipales en materia de movilidad y transporte, han mostrado su compromiso y voluntad, para que, a través de un trabajo conjunto y unificado con la industria, la sociedad civil, el gobierno federal y las instancias legislativas se avance hacia un modelo de movilidad sustentable, seguro equitativo y con cero tolerancia a la corrupción.

 

El objetivo de este pacto en esta primera fase, se debe ver cristalizado en la disposición de recursos para invertir en la modernización y transformación del transporte público urbano de pasajeros, a través de los siguientes siete puntos:

 

Lograr que el Gobiero Federal disponga los recursos permanentes necesarios para el proceso de modernización y renovación del transporte público.

Promover el desarrollo y actualización del marco normativo e institucional para hacer viable la transformación de la movilidad y la seguridad vial en los tres niveles de gobierno.

Consolidar un transporte colectivo eficiente, accesible e integrado con el entorno urbano, a escala metropolitana.

Impulsar la implantación del uso de energías más limpias, impulsando estratégicamente las renovables.

Impulsar la implantación de las nuevas tecnologías en la gestión de la movilidad: formación, información, señalización, evaluación y mejora.

Mejorar la capacidad técnica de los equipos dedicados a la planeación, gestión y control del sistema de movilidad.

Establecer estrategias para el desarrollo de infraestructura para el abasto de combustibles (diésel, gas natural, estaciones de carga eléctrica, etc), así como su operación y mantenimiento.

 

Estos objetivos están vinculados con las siguientes áreas de acción que permitirán la modernización del transporte público.

 

  1. Fortalecimiento del financiamiento para la transformación del transporte público, para estructurar la creación de un fondo permanente destinado a la transformación del transporte público con recursos provenientes de los niveles municipal, estatal y federal, así como nuevas fuentes de financiamiento.

 

  1. Diseño de elementos para la formulación de políticas tarifarias, creando parámetros que faciliten el establecimiento de políticas tarifarias que cuenten con soporte técnico e incluyan todos los elementos y costos reales del transporte: impuestos y modos de transporte, entre otros.

 

  1. Impulso de la calidad en el servicio, para lograr una mejora de la calidad del servicio buscando que las políticas de financiamiento no tengan una visión orientada exclusivamente a la infraestructura sino a otros elementos que fortalezcan la calidad, tales como las tecnologías de información y comunicación.

 

  1. Institucionalidad para la movilidad, fortaleciendo el marco legal e institucional para la planeación, gestión y control del sistema de movilidad.

 

  1. Formalización e institucionalización del sector transporte, impulsando la formalización de empresas de transporte público.

 

Y de acuerdo con las necesidades y el avance del pacto, se programarán nuevas líneas de actuación que permitan lograr una movilidad sustentable en las ciudades.

 

Cabe resaltar que la Secretaría Técnica del Pacto Nacional por la Movilidad será ejercida por WRI México, entidad que actuará como canal de comunicación con los demás actores del sector, para efectos de información sobre proyectos y acciones en el marco del Pacto.

Dejar respuesta