Claves para que el dinero no se interponga entre tú y tu pareja

Es el mes del amor: mucho se habla de él y sus bondades. Abundan los artículos sobre la confianza, huir de la rutina y ser honestos con el fin de mantener una relación estable y sana; sin embargo, pocos tratan sobre las finanzas en la pareja.

Un estudio1 realizado por una empresa norteamericana en 2016 demuestra que las tres grandes causas de divorcio son: incompatibilidad 43%, infidelidad 43% y problemas de dinero 22%. Para evitar esta última causa, expertos de Scotiabank presentan algunos consejos que te permitirán contar con una buena salud financiera.

Gastos compartidos. Es necesario. No importa cuánto ganen: destinar una parte de tu sueldo a pagar la renta del lugar en el que viven, así como para las facturas corrientes los hará más estables, ya que los dos tendrán un mismo nivel de responsabilidad y derechos en la relación.

No se trata de pagar exactamente la mitad de todo, ya que puede haber una diferencia entre los sueldos de cada persona. Alejandro del Bosque, Director Depósitos y educación financiera de Scotiabank, recomienda que cada quien aporte del 40% al 50% de sus ingresos para hacer frente a este tipo de gastos.

Independencia financiera. Los consumos personales deberán de ser asumidos por cada miembro de manera individual. La independencia financiera debe de mantenerse aun estando en pareja.

Cuenta compartida. Ésta puede ser una gran aliada, ya que podrán tener allí el dinero que destinen a los gastos comunes e incluso depositar una cantidad extra que quieran ahorrar. Ambos tendrán acceso a los movimientos de ingresos y egresos, lo que les permitirá un mayor control de sus finanzas, conocer en qué gastan o a qué podrían destinar más presupuesto.

Metas en común. Cuando se trata de inversiones grandes como comprar un carro, cambiar la sala o irse a Europa las próximas vacaciones, es mejor que los dos estén de acuerdo y más aún si el pago de esta inversión será a través de un fondo común. Es normal que cada uno tenga diferentes prioridades o deseos inmediatos, pero se debe conciliar para llegar a un acuerdo que los satisfaga a los dos, ya que el dinero con el que se costeará ha sido producto del esfuerzo de ambos. La clave está en negociar de igual a igual.

Invertir en conjunto. Uno de los grandes beneficios económicos de vivir en pareja es la posibilidad de crecer juntos. Pueden pedir un préstamo personal para remodelar el departamento o comprar muebles nuevos y pagarlo entre dos, lo que hace mucho más ligera la carga económica. “El poder de invertir en pareja se puede apreciar en los créditos hipotecarios. En nuestro caso se suman los ingresos de cada miembro de la relación y así pueden obtener un crédito mucho más alto”, dijo del Bosque.

Sea cual sea tu situación, recuerda que contar con la asesoría adecuada te permitirá alcanzar tus metas financieras en cada momento de tu vida. Acércate con expertos como los de Scotiabank, quienes te ayudarán con las soluciones que más te convienen.

1. The Institute for Divorce Financial Analysts: https://institutedfa.com/Leading-Causes-Divorce/

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*