CES 2018: Continental automatiza la carga de vehículos eléctricos y los transforma en bancos de energía móviles

0
6

• En Las Vegas, la empresa de tecnología presentó un sistema de carga inductiva que permitirá cargar las baterías de forma totalmente automatizada sin necesidad de cables.
• Otro sistema revolucionario de Continental es AllCharge™, que permite a los vehículos eléctricos usar cualquier estación de carga, recibir suficiente energía para 300 kilómetros
en 10 minutos y -­sin necesidad de accesorios-­ suministrar corriente alterna, ya sea para una “fiesta ambulante” o para alimentar herramientas eléctricas.
Las Vegas, Ratisbona, 06 de febrero de 2018. Muchos conductores han soñado con el día en que cargar un vehículo totalmente eléctrico o híbrido enchufable sea tan fácil como cargar combustible en un modelo convencional. Ahora, la espera ha terminado, como Continental lo demostró durante el Consumer Electronics Show (CES, del 9 al 12 de enero de 2018) en Las Vegas. En el CES, la compañía de tecnología presentó dos nuevos sistemas de carga de baterías
que contribuyen a maximizar las ventajas inherentes de los vehículos eléctricos.
Diseñado para maximizar la comodidad, el sistema de carga inalámbrico automático de Continental transfiere la carga de forma inductiva, lo que significa que el conductor ya no tiene
que lidiar con un cable. Este sistema viene acompañado por una nueva solución de micro navegación de Continental que permite que el vehículo se sitúe con gran precisión sobre la
plataforma de carga instalada en el suelo. En el futuro, nuevos avances en el campo de la tecnología de conducción semia utomatizada permitirán hacer esto sin que el conductor tenga que intervenir en absoluto.
El segundo sistema innovador de Continental -­ AllCharge – tiene el potencial para revolucionar los sistemas de carga con cable. El sistema AllCharge elimina la ansiedad que puede
experimentar el conductor ante la necesidad de encontrar una estación de carga compatible. La tecnología AllCharge puede usar cualquier punto de carga, independientemente de la velocidad de carga, el tipo de corriente o el voltaje. Además de ser flexible y eficiente, AllCharge ofrece una ventaja adicional, al permitir que el vehículo eléctrico funcione también como banco de energía móvil capaz de suministrar energía de CA sin necesidad de ningún equipo adicional. En esta función, el vehículo se puede usar para suministrar energía en diversas situaciones, desde una fiesta “ambulante” junto al vehículo hasta, por ejemplo, herramientas eléctricas en un proyecto de construcción.
“Continental ofrece una gama inigualable de tecnologías de carga desarrolladas sobre la base de nuestro enorme know-­how interdivisional”, afirma Brian McKay, Director de Powertrain Technology & Innovation para Continental North America. “Las innovadoras tecnologías que mostramos en el
CES harán que cargar un vehículo eléctrico resulte más sencillo, más conveniente y más eficiente.

Esto significa que el tema tan ampliamente debatido de la ansiedad relacionada con la autonomía del vehículo pronto se volverá, en gran medida, irrelevante. Además, con el fin de proveer funcionalidad adicional al consumidor, nuestro sistema AllCharge confiere a los vehículos eléctricos la utilidad adicional de servir como fuentes de energía móviles”.
Carga inalámbrica automatizada para máxima comodidad
La carga inductiva implica la transferencia de la energía de carga en forma inalámbrica desde una plataforma de carga en el suelo a una plataforma receptora en la parte inferior del vehículo. Dado que es importante ubicar el vehículo con gran precisión sobre la plataforma en el suelo, Continental desarrolló una solución de micronavegación que utiliza un sistema de ubicación magnética para colocar el vehículo con una exactitud hasta diez veces mayor que un sistema
convencional de asistencia de estacionamiento. Sensores magnéticos inteligentes integrados en la plataforma reciben señales del vehículo y responden enviando datos del sensor al vehículo por medio de la interfaz de comunicación inalámbrica existente en el vehículo. El sistema de localización, que funciona en la banda de frecuencia de largo alcance, es capaz de detectar con precisión la plataforma en el suelo aun si estuviera cubierta por una capa de nieve u hojas. La
carga se realiza de forma completamente automática. Durante el proceso de carga se lleva a cabo un monitoreo continuo para garantizar la seguridad de la operación.
La comodidad de este sistema de carga inductiva, que logra una eficiencia de más del 90%, significa que el conductor nunca tendrá que desaprovechar una oportunidad de carga, sin importar de cuánto tiempo disponga. Por ejemplo, se puede aprovechar una escala de compras de 20
minutos para incrementar la autonomía de manejo hasta en 20 km, ya que una velocidad de carga de 11 kW, para la cual está diseñado el sistema de Continental, puede proporcionar alrededor de un kilómetro de autonomía por cada minuto de carga. Además, el sistema de Continental permitirá que, en el futuro, la infraestructura de carga existente se aproveche aún con más eficiencia. Las versiones futuras del sistema podrán “re-­estacionar” automáticamente los vehículos
eléctricos automatizados tan pronto como la carga haya terminado. Eso permitiría cargar varios vehículos durante la noche en una misma estación de carga. Ya están en marcha esfuerzos internacionales de normalización, en los que Continental participa activamente, tendientes a garantizar que cualquier vehículo que cuente con el equipo adecuado, sin importar la marca, pueda usar cualquier estación de carga inductiva.
AllCharge: Una “llave universal” para todas las estaciones de carga
La carga con cable implica convertir la corriente alterna (CA) de la red de distribución a corriente continua (CC), que es el tipo de energía empleada para cargar la batería. La onversión de CA a CC tiene lugar en la propia estación de carga (carga de CC) o en el vehículo (carga de CA) con la ayuda de un cargador a bordo (“On-­Board Charger”, u OBC). Debido al alto costo de instalación de las estaciones de carga de CC, las estaciones de carga de CA son, hoy por hoy, el tipo más
generalizado en la práctica. Sin embargo, al mismo tiempo, la creciente demanda de mayores velocidades de carga requiere cargadores a bordo cada vez más grandes y caros. Con el sistema

AllCharge, los ingenieros de Continental adoptaron un enfoque completamente nuevo que también es increíblemente simple: en vez de incorporar aún más tecnología de carga en el automóvil, convirtieron el tren motriz eléctrico en un “cargador”. Para ello fue necesario hacer adaptaciones especiales al motor eléctrico y el inversor (que se encarga de hacer la conversión entre CC y CA) a fin de permitirles manejar también la operación de carga. El único componente adicional que requiere este sistema es un convertidor CC / CC, que asegura que la energía fluya a
la batería al nivel de voltaje óptimo en todo momento. Cuando la carga se realiza con CA, la corriente fluye desde la estación de carga, a través del motor eléctrico, hasta el inversor, donde se convierte en corriente continua antes de ser alimentada a la batería. En el caso de la carga con
CC, la corriente fluye directamente a la batería a través del convertidor CC / CC.
Por lo tanto, AllCharge sirve como una especie de llave de acceso universal que permite a los conductores usar cualquier estación de carga con cable. Además, como la carga de CA ya no se ve afectada por las limitaciones de un cargador a bordo, si está disponible la infraestructura de CA adecuada, AllCharge puede cargar la batería hasta a 43 kW, lo que proporciona hasta 50 km de autonomía de manejo en sólo 10 minutos de tiempo de carga. Al mismo tiempo, con el nuevo
sistema de Continental, también es posible utilizar estaciones de carga rápida de CC de 400 V, que pueden suministrar hasta 150 km de autonomía con 10 minutos de carga. Para una misma duración de carga, los vehículos premium, equipados con baterías muy grandes, pueden agregar
hasta 300 km a su autonomía al conectarlos a una estación de carga de CC de 800 V. Con ello, el tiempo de carga se acerca más al tiempo que se lleva repostar un vehículo convencional. El arranque de la producción está previsto para 2022.
Valor agregado real: el vehículo eléctrico como una potente fuente de energía móvil
Debido a la gran capacidad de sus baterías, los vehículos eléctricos tienen la capacidad de funcionar como bancos de energía. Normalmente, antes de poder usar así un vehículo eléctrico con cargador a bordo, primero tendría que equiparse con un inversor de energía (para convertir la corriente continua en corriente alterna), a un costo de varios miles de euros. En cambio, el sistema AllCharge ya viene preintegrado con capacidad bidireccional. Y la corriente de CA se puede
suministrar sin límite superior de salida. Gracias a la apacidad bidireccional del sistema AllCharge, el vehículo eléctrico puede funcionar como fuente de energía, no sólo en el ámbito
privado sino también en aplicaciones comerciales o para proveer servicios móviles. Esta representa una auténtica utilidad agregada que podría, en potencia, dar pie al surgimiento de nuevos modelos comerciales. De cara al futuro, esta funcionalidad también hará posible el uso de
vehículos eléctricos como almacenes móviles de energía integrados a la red de distribución, de modo que puedan participar en la transición hacia la energía renovable.

Continental desarrolla tecnologías y servicios pioneros para una movilidad sostenible e interconectada de personas y
productos. Fundada en 1871, la empresa de tecnología ofrece soluciones seguras, eficientes, inteligentes y accesibles
para vehículos, máquinas, tránsito y transporte. En 2017, Continental generó ventas preliminares por €44,000 millones
y en la actualidad es fuente de empleo para más de 233,000 personas en 56 países.

La División de Llantas cuenta hoy con más de 24 centros de producción y desarrollo en el mundo. Su amplia gama de
productos y su inversión continua en investigación y desarrollo contribuyen de manera importante a lograr una movilidad que, además de ser eficiente y ecológica, se distingue por su atractiva relación costo/beneficio. La División de Llantas, uno de los principales fabricantes de llantas en el mundo, cuenta con una plantilla laboral de 52,000 empleados y en 2016 logró ventas por €10,700 millones.
Continental Commercial Vehicle Tires es uno de los mayores fabricantes del mundo de llantas para camiones y
autobuses y ofrece una completa línea en el ramo de llantas para aplicaciones especializadas. Esta unidad de negocios
evoluciona continuamente de ser un fabricante de llantas a convertirse en un proveedor de soluciones que ofrece una
extensa gama de productos, servicios y soluciones relacionadas con las llantas.

Dejar respuesta